El reciente caso de un cubano con orden de deportación de hace 6 años, ahora acusado de violación, ha puesto en alerta a las autoridades sobre los 37 mil casos pendientes de deportación.

A pesar de que la administración Trump ha logrado procesar y deportar a más personas en los últimos dos años en comparación con años previos, aun hay un retraso considerable. «Cuba está en la ‘lista de no cooperación’ del Departamento de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) respecto a la aceptación del regreso de sus ciudadanos que están bajo orden final de deportación», dijo John Mohan, portavoz de la agencia, en una declaración enviada a Martí Noticias.

El número exacto es de 37,463 según ha reportado la fuente de noticias. De los cuales 1,631 están en centros de detención, pero solo 381 tienen orden final.

Sin embargo, la administración Trump ha conseguido retornar a Cuba 524 deportables en apenas dos años de mandato. Durante los dos períodos presidenciales de Barack Obama (2008-2016) la cifra total de cubanos deportados con antecedentes penales fue de 341.


Solo en lo que va del período fiscal (concluyendo en septiembre 30) las deportaciones llegan a 364, la cifra mas alta en 20 años. De los 364, 131 fueron criminales convictos.

Muchas personas con orden de deportación se encuentran en libertad porque según funcionarios del ICE los extranjeros con orden final de deportación generalmente no pueden ser detenidos por más de seis meses, a menos. Solo en caso de amenaza publica o si hay una «probabilidad significativa de devolución en un futuro previsible» está justificada una retención mas prolongada.

Washington ha estado interesada en debatir este tema tan crucial y el pasado 10 de julio este fue uno de los temas priorizados en el intercambio bilateral entre ambas naciones. El gobierno estadounidense no deja de enfatizar «la necesidad de aumentar la cooperación para el regreso de los cubanos con órdenes de deportación», de acuerdo con la declaración del Departamento de Estado.

Por su parte las autoridades cubanas han dicho y mantenido que la devolución de ciudadanos sera evaluada caso por caso sin pretender ser un canal de deportaciones masivo. Cuba se niega a aceptar los listados de deportables de forma automática.

También habían acordado tomar como punto de partida las deportaciones de las personas que llegaron a EEUU durante el éxodo del Mariel, las cuales eran de 2022 individuos. De la cifra total 246 ya fallecieron y quedan por deportar 478 cubanos, según estadísticas de ICE. La intención de las autoridades cubanas es que EEUU sustituya alguno de los nombres de la lista ya agotada por nuevos casos; pero reservándose Cuba el derecho de aceptar o rechazar los sustitutos.

Tras el acuerdo de enero de 2017 Cuba se comprometió a procesar los casos en un plazo de cuatro años.

CIFRAS DE DEPORTACIONES DE NACIONALES CUBANOS A CUBA (2000-2018) Fuente Martí Noticias
Año Fiscal / Deportados
2000 75
2001 79
2002 57
2003 49
2004 61
2005 49
2006 46
2007 35
2008 40
2009 65
2010 85
2011 45
2012 39
2013 21
2014 11
2015 11
2016 64
2017 160
2018 271
Total 1,263