Orquesta Sinfónica Nacional en Regla (Imagen tomada de redes sociales)

El artista plástico cubano Alexis Leyva Kcho ha estado ayudando en labores de reconstrucción y limpieza en el municipio Regla durante el día, tras los destrozos ocasionados por el tornado que azotó La Habana hace más de una semana, reporta Diario de Cuba.


Kcho, artista favorecido del régimen cubano, ha estado acompañado de la brigada Martha Machado, que acostumbra a llevar tras desastres naturales, durante las noches encabeza actividades culturales en Regla.

El ex diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular se apareció en la localidad con tres generadores de electricidad a dos días del paso del fenómeno meteorológico.

El protegido del fallecido dictador Fidel Castro declaró a la prensa oficialista: «estamos al lado de las personas y hemos aprendido que en momentos como este la gente necesita ser escuchada y tener soluciones rápidas de los problemas más inmediatos».

No obstante en el mismo municipio, los pobladores se han quejado de la falta de atención gubernamental, e incluso le gritaron «¡descarado!, al actual gobernante cubano Miguel Díaz-Canel, quien se apareció al poblado destruido, junto a su comitiva en lujosos autos Mercedes Benz.


Leyva también pretendía montar tres cines móviles en distintos lugares del Consejo Popular Loma-Modelo, de Regla para distraer a los damnificados.

El artista añadió que piensa llegar a todos los municipios que pueda, para «crear focos de luz» hasta que se restableciera la electricidad, aseguró que «el cubano conoce muy bien la solidaridad, casi la ha inventado y ha hecho de ella una forma de vida».

El pasado año el nombre del pintor apareció en la prensa internacional, luego de que se filtrara información acerca de una cuantiosa deuda que tiene con el monopolio de telecomunicaciones cubano (ETECSA) y de su retorno a rehabilitación por su supuesta adicción a las drogas.

Integrantes de la Orquesta Sinfónica Nacional también llegaron con sus instrumentos al devastado municipio, en medio de la precaria situación de los pobladores sin comida, ni agua, ni electricidad, muchos de ellos con la necesidad de un techo, después de haber perdido sus hogares a causa de la catástrofe.