Gabriela Zequeira Hernández- Foto de redes sociales @Facebook

 La adolescente cubana Gabriela Zequeira Hernández, de apenas 17 años de edad, fue condenada a 8 meses de prisión por presuntamente participar en las manifestaciones pacíficas del 11 de Julio que se llevaron a cabo a todo lo largo de la Isla.

La condena de la joven adolescente llegó como parte de una serie de juicios sumarios que el régimen comunista lleva a cabo para castigar a los manifestantes que se llenaron de valor y tomaron las calles para pedir Libertad llegando a los titulares de la prensa internacional.


Zequeira recibió su sentencia de prisión el jueves tras ser juzgada durante unas seis horas por «desorden público» junto a otras 11 acusadas, dijo su madre Yoanis Hernández a BBC Mundo.

Agregó que desconoce a dónde trasladaron a su hija luego del juicio, que a su entender se llevó a cabo sin que se presentaran pruebas de que Zequeira hubiera participado de las manifestaciones.

«Cuando se terminó el juicio, fueron tres minutos que me dejaron verla. Lo único que pude hacer fue abrazarla y besarla, más nada», dijo la madre cubana.

«Ella me dijo: ‘Mami, ponte fuerte, a mí no me va a pasar nada pero voy a apelar’. Ella está consciente de que no hizo nada», continuó.


Por su parte el canciller cubano Bruno Rodríguez, testaferro del régimen, negó el jueves que haya menores de edad presos o desaparecidos en el país, y aseguró que se cumplen «todas las garantías» legales cubanas para quienes permanecen bajo arresto.