Una jueza federal en Estados Unidos ordeno detener la deportación de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana que llegaron con visa y ahora se encuentran detenidos.

La jueza Ann M. Donnelly, del Tribunal del Distrito Federal de Brooklyn (Nueva York), dictó que los refugiados u otras personas afectadas por la medida y que han llegado a aeropuertos estadounidenses no pueden ser deportados.

Varios ciudadanos de estos siete países, alguno con visa especial por venir a vivir a Estados Unidos por haber ayudado al ejército estadounidense en la guerra con el terrorismo se encontraron detenidos al llegar al aeropuerto tras la orden ejecutiva emitida por Trump.