El polémico caso del joven jurado de Florida que se quedó dormido y faltó al juicio parece tener un final feliz para Deandre Somerville de 21 años.


Después de haber recibido una extrema condena por su error, el juez John Kastrenakes de Palm Beach, rescindió la misma este lunes y anunció que el joven, quien tiene un record policial limpio, no se enfrentará a ningún castigo, según reportara el Sun Sentinel.

Somerville fue sentenciado a 10 días de cárcel, un año de libertad condicional y 150 horas de servicio comunitario por no asistir a un juicio donde había sido seleccionado como parte del jurado.

Somerville ya cumplió sus 10 días de prisión. Durante ese tiempo dijo en una entrevista que solo le preocupaba su abuelo quien depende de él para su vida diaria.

La severa sentencia causó polémica a nivel nacional, ya que representaría una mancha en el record policial del joven hasta el momento impecable.


El pasado viernes el juez Kastrenakes ordenó a Somerville que cumpliera solo tres meses de libertad condicional en lugar de un año y que se convirtiera en portavoz local de lo que representa una mala conducta en un miembro de un jurado y sus consecuencias.

Sin embargo, el lunes, el juez cambió de opinión y dijo «tras reflexionar» durante el fin de semana, que no quería que Somerville enfrentara más consecuencias por el asunto. Luego rescindió el castigo impuesto a Somerville y canceló las horas de servicio comunitario, informó el Sun Sentinel.

«Dada la abundante publicidad que rodea el caso del Sr. Somerville, he concluido que la importancia de que un jurado cumpla con la ley ha quedado clara», escribió Kastrenakes. «Por lo tanto, no existe ninguna razón para continuar con el Sr. Somerville en libertad condicional».