El juez que llevó el caso contra el camionero cubano Rogel Aguilera por el aparatoso accidente en Colorado donde murieron 4 personas y otras quedaron heridas, expresó su frustración por la decisión del gobernador de rebajar la sentencia.


El gobernador de Colorado, Jared Polis, redujo la sentencia de Rogel de 110 años a 10 con la posibilidad de salir antes por buena conducta.

El juez de la corte de distrito del condado de Jefferson, Bruce Jones, escribió en la orden, obtenida por Denver7 el miércoles, que se enteró de la reducción de sentencia en los informes de noticias y no había recibido una notificación formal. El tribunal tenía previsto volver a condenar a Aguilera-Mederos a lo que se esperaba que fuera una sentencia menor a finales de este mes antes de la conmutación del jueves pasado.

“La Corte respeta la autoridad del Gobernador para hacerlo. Sin embargo, según el momento de la decisión, parece que este respeto no es mutuo ”, escribió Jones en su orden. “La Corte nuevamente extiende sus condolencias a las familias de los que murieron, a los que resultaron heridos y a todos los que quedaron traumatizados por los hechos ocurridos en la I-70 el 25 de abril de 2019”.

El tribunal también confirmó el viernes que la audiencia de nueva sentencia que había sido fijada para el 13 de enero ha sido cancelada.

Aguilera-Mederos fue declarado culpable de más de dos docenas de cargos en octubre, incluidos los cargos más graves que enfrentó, en el accidente que mató a cuatro después de que fallaron sus frenos y se estrelló contra el tráfico en la I-70. Cuando Aguilera-Mederos fue sentenciado en diciembre, Jones dijo que tenía las manos atadas cuando se trató de la sentencia debido a las leyes de sentencias mínimas obligatorias en Colorado, y le dio el rango mínimo para los cargos por los que fue condenado.


Luego de que Polis redujera la sentencia, el abogado de Aguilera-Mederos dijo que estaba agradecido por la decisión del gobernador.

Pero King, la fiscal de distrito, dijo que estaba «decepcionada por la decisión del gobernador de actuar prematuramente».

En un comunicado el miércoles, Duane Bailey, el hermano de Bill Bailey, quien murió en el accidente, dijo que estaba decepcionado tanto por la sentencia de 10 años como por el proceso.

Un vocero de la oficina del gobernador dió la siguiente declaración:

«El juez se vio obligado a dictar una sentencia de 110 años debido a los requisitos de sentencia obligatoria. Este individuo es culpable e irá a la cárcel del mismo modo que fueron castigados otros que han cometido delitos similares. Un castigo de 110 años fue totalmente diferente al que recibieron otros que cometieron delitos similares. Era urgente remediar esta sentencia y restaurar la confianza en la uniformidad y equidad de nuestro sistema de justicia penal.»