Crucero de Carnival (Imagen de Pixabay)

La jueza federal, Patricia Seitz, ha amenazado a la compañía de cruceros Carnival, con sede en Miami, de prohibirle anclar en puertos estadounidenses temporalmente ante una posible violación de un acuerdo fiscal de $40 millones, compartió el Miami Herald.


Por los últimos dos años Carnival ha estado penalizado y bajo supervisión por verter ilegalmente petróleo en el océano y mentir al respecto. Sin embargo los fiscales han presentados que durante este periodo de tiempo Carnival Corp. y sus líneas de cruceros filiales intentaron evitar hallazgos desfavorables preparando a los buques antes de las auditorías ordenadas por el tribunal, falsificando registros, tirando basura plástica al océano cerca del Parque Nacional de la Bahía en Alaska.

Los fiscales además dijeron que la compañía también ha tratado de presionar a la Guardia Costera de los Estados Unidos para cambiar los términos del acuerdo.

En un comunicado de prensa Carnival dijo que para la compañía era una prioridad el compromiso con el medio ambiente. «Nuestra responsabilidad ambiental ha sido y sigue siendo una de las principales prioridades de la empresa. Nuestra aspiración es dejar los lugares que tocamos incluso mejor que cuando llegamos por primera vez. Esto es solo en el mejor interés de nuestros huéspedes, nuestra compañía y los océanos en los que viajamos «.

La jueza por su parte dijo que tomará una decisión en junio pero que quería ver presente al presidente de la compañía, Micky Arison, en la audiencia.