En una conferencia de prensa el viernes el comisionado Joe Carollo informó que el juez del circuito a cargo de la petición de su destitución había desestimado la misma.


Según explicó el comisionado de la ciudad de Miami, las firmas no se presentaron en el tiempo establecido, además de que algunas se enviaron por correo electrónico lo cual no está permitido.

«El juez desestimó esta petición de revocatorio porque estaba fuera de tiempo. La presentaron después que legalmente podían presentarlas y esto lo hicieron para ganar más tiempo, para buscar más firmas con los mercenarios que habían traído de afuera de la ciudad de Miami pagándoles».

Carollo además explicó que se habían mandado las peticiones por correo electrónico lo cual no está permitido dentro de los estatutos legales. Las firmas en estos casos deben ser originales.

El comisionado asegura que muchas de las personas que firmaron fueron engañadas.


«Como estaba en inglés, le decían a las personas mentiras que eran para otra cosa y muchas personas que me apoyan a mí firmaron», dijo Carollo.

La decisión del juez será apelada por quienes presentaron la petición revocatoria y que consideran que Carollo no debe permanecer en el cargo.