Un joven adolescente de 19 de años de Hialeah fue arrestado y acusado de hasta 25 cargos de pornografía infantil.

Una investigación policial de varios meses llevó a los agentes policiales a la casa de Eduardo Mendoza, el acusado de origen nicaragüense.


En su posesión las autoridades encontraron varios archivos de pornografía infantil en la vivienda ubicada en el 150 de la 1 avenida del este de Hialeah.

Mendoza entregó a las autoridades una confesión completa. Durante la entrevista con los investigadores al acusado se le presentaron varios imágenes que habrían sido subidas a su cuenta de Google y Twitter.

Entre estas imágenes según la policía había una que mostraba a un bebé de meses siendo violado por un adulto masculino además de otro video de un hombre teniendo relaciones sexuales con una menor de cinco años.

El acusado compareció en corte de fianza este jueves donde aseguró no tener dinero para un abogado y que sus amigos pagarían su fianza.


La investigación reveló además que el acusado también habría grabado las partes íntimas de su hermanastra mientras dormía.

La fianza se fijó en más de 187,000 dólares.