Una joven cubana de apenas 21 años murió apuñalada por su expareja este jueves en el barrio Gibara de la provincia holguinera.


La joven, madre de una niña pequeña, fue identificada como Beatriz C.B., dijeron fuentes al portal digital de noticias CiberCuba. El agresor, con quien había terminado una relación hacía pocos meses, fue identificado como Roberto T.R.

Según algunas fuentes el crimen ocurrió cuando Beatriz salía de un gimnasio en la mañana del jueves. Otros dijeron al citado medio que la joven estaba con la niña, quien podría haber presenciado lo sucedido.

Roberto inicialmente huyó tras cometer el crimen pero ya ha sido localizado por las autoridades.

Fuentes consultadas por el citado medio dijeron que Roberto, quien es el padre de la niña, tiene antecedentes de problemas mentales porque su madre se suicidó frente a él prendiéndose fuego cuando él era pequeño.


Tras el suicidio de su madre, Roberto recibió tratamiento psicológico mientras era criado por su abuelos, ya que nunca vivió con su padre.

El joven homicida tenía antecedentes de violencia de género, lo que habría influido en que Beatriz no quisiera regresar con él. Una de las fuentes apunta a la infidelidad de Roberto como causa definitiva de la separación.