Zion Horne, un joven de Miami se encuentra tras las rejas, acusado de haber entrado a una propiedad escolar con un arma de fuego, además de los cargos por el arma, el chico de 18 años enfrenta también cargos por posesión de droga.

Luego de haber sido arrestado en la secundaria Miami Jackson, cuando su madre Kenyetta Horne, supo lo sucedido, dijo que estaba bien lo tuvieran preso.

Al joven se le fijó una fianza de $106.000, una cantidad inusualmente alta para alguien sin antecedentes penales, reporta El Nuevo Herald, citando al WPLG-Channel.

“Si tenía un arma, obviamente estaba en algo malo”, dijo su madre en la corte.


Horne hijo admitió que pertenecía a una pandilla “The Movement/12th Court”, además declaró que era un pistolero del grupo.

El adolescente no solo llevaba dos meses con el arma en su mochila, entrando y saliendo de la escuela, sino que la disparó siete veces en el parque Hadley Park contra un miembro de la pandilla que tiene a su cargo la avenida 13 del noroeste.

Cuando la madre del joven se enteró de las conexiones de su hijo con la pandilla, dijo al canal 7, que ella no tenía la menor idea de que él llevaba una pistola.

“No sabía que estuviera vinculado a personas peligrosas. Pudo habernos puesto en peligro a mí y a mis hijos. Por Dios”, mencionó.

En el reporte del arresto se dice que una llamada anónima informó a John Sterling, asistente del director, y al decano de Discipline Henry Menard, que el antiguo estudiante de Miami Jackson estaba en el plantel y tenía consigo un arma.

Zion Horne fue hallado por un policía escolar del Condado Miami-Dade, en un baño del plantel, cuando registró su mochila halló un arma de calibre 40, con una bala en el directo, y un cargador con 14 balas, detalla el diario miamense.

De acuerdo al informe policial, en una caja habían siete proyectiles más, y en la mochila residuos de marihuana.

(Con información de El Nuevo Herald)