Una joven de origen cubano de la ciudad de Hialeah que siendo víctima de violencia doméstica resultó apuñalada por su expareja varias veces rompió el silencio y compartió su historia para alertar a otras posibles víctimas.


Afuera del Departamento de Policía de Hialeah el viernes por la mañana, Marie Hernández compartió su historia de supervivencia para apoyar al mes de concientización contra la violencia doméstica.

«Lo estoy haciendo por las mujeres que no han podido sobrevivir», dijo la joven que el pasado mes de febrero recibió ocho puñaladas desde el cuero cabelludo hasta la espalda luego de terminar su relación con su expareja.

Hernández dijo que estuvo en una relación de cuatro meses que comenzó bien pero se volvió abusiva a la mitad.

Presentó una orden de restricción en diciembre de 2019.


Los expertos dicen que cuando la relación abusiva está terminando o ha terminado es el momento más peligroso para la persona que intenta irse.

“Durante el tiempo de separación es cuando la víctima tiene más riesgo de ser asesinada porque el perpetrador cree que está perdiendo el control de su víctima”, dijo el oficial de policía de Hialeah Emerly Rojas de la Unidad de Víctimas Especiales del Departamento de Policía de Hialeah.

«Estamos aquí para apoyarlos», dijo el sargento de la Unidad de Víctimas Especiales de la Policía de Hialeah, July Fernández. «Estamos aquí para proporcionar todos los servicios necesarios para hacerle saber que no va a estar solo en esto».

“Estoy donde estoy hoy porque me brindaron seguridad y la seguridad de que es posible sobrevivir”, dijo Hernández.

Hernández y su madre, que resultó herida saltando en defensa de su hija ese día, están curadas y bien.

Hernández dijo que quiere que cualquiera que esté pasando por una situación similar recuerde una cosa.

«Creí que el abusador puede cambiar y no», dijo. «No lo hacen. Mi consejo para las mujeres que están ahí es que busquen ayuda «.

En el estado de la Florida en el año 2019, hubo 200 homicidios por violencia doméstica, de los cuales 3 tuvieron lugar en Hialeah, de acuerdo a cifras del Departmento.