Hace más de tres meses se encuentra recluida una joven historiadora cubana en un centro de detención para emigrantes en Trinidad y Tobago en riesgo de deportación hacia la Isla, luego que se le venciera su permiso de estancia y solicitara refugio para quedarse en ese país, informó Diario de Cuba.

Se trata de Lianet Lorenzo Pérez quien, según informa el independiente Centro de Información Hablemos Press, se encontraba en una casa rentada en la nación caribeña cuando oficiales de emigración irrumpieron y se la llevaron detenida.

Vladimir Calderón Frías, amigo de la joven, explicó al medio que la detención se produjo inmediatamente después que ella se presentara para pedir refugio en las oficinas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Puerto España, en la capital de Trinidad y Tobago.

Precisó que funcionarios de esa entidad habían atendido a su amiga y que «ella estaba en espera de ser citada para una entrevista donde exponer su caso cuando fue detenida y encerrada».

La joven de 31 años, natural del municipio habanero de Arroyo Naranjo, es historiadora e investigadora, graduada en la Universidad de La Habana.


Hasta el momento, los funcionarios que atienden a los refugiados no se han interesado por su caso, según Calderón.

La joven cubana denunció que «con las situaciones de acoso» que se le están presentando en prisión, prácticamente la «están obligando a regresar a Cuba».