cespedes

El próximo 3 de enero los principales protagonistas de un entramado caso de trata de personas, el agente Bart Hernández y su supuesto asociado Julio Estrada comparecerán ante un Tribunal Federal, en concreto de peloteros cubanos entre los que podríamos citar nombres conocidos como Jose Abreu Yonis Céspedes.


A pesar de que la fiscalía afirma tener pruebas que involucrarían a ambas personas, los presuntos traficantes se declaran inocentes al afirmar que no son los únicos peloteros que han logrado salir de Cuba además de a Jose y a Yoenis.

Gracias a diversas fuentes la Fiscalía ha podido entrever la relación entre el pelotero de los Medias Blancas de Chicago, Abreu, ya que no se trata de una relación traficante-victima.

Al contrario Estrada habría asumido el papel de consejero de Abreu para iniciar inversiones en EE.UU. en la compra de propiedades al considerarlo como su “amigo”, “agente”, “traductor”, etc.

A pesar de que Estrada afirma que apenas ayuda a los peloteros cubanos a adaptarse al exigente “negocio” de jugar en las Grandes Ligas y que la forma de llegar estos a Estados Unidos no es su problema la Fiscalía piensa lo contrario.


La operación se llevaba a cabo mediante una red de contactos en República Dominicana y Haití donde se encargaban de falsificar documentos para lograr la entrada a los EE.UU., operación en la que Bart Hernández se sitúa como organizador junto con Estrada.

Su táctica era la de aconsejar a los peloteros para que consigan documentos falsos de residencia lo que les permitía acceder a permisos de la Oficina del Tesoro para negociar contratos con los clubes de las Mayores para que al final del proceso paguen por los “servicios” obtenidos una vez hayan firmado los contratos.

Teniendo en cuenta la situación de Abreu y Céspedes como víctimas del tráfico de personas, la Fiscalía no ha presentado cargos contra los peloteros.