periodista-jorge-ramos

El periodista de Univisión, Jorge Ramos, declaró que le gustaría moderar uno de los debates presidenciales y no cree que su reciente llamado a que la gente asuma una postura contra el republicano Donald Trump deba afectar sus posibilidades de ser considerado.


Las probabilidades de que Trump acepte participar en un debate moderado por Ramos son remotas. Pero el hombre de voz influyente en el creciente bloque de votantes latinos en Estados Unidos continúa ampliando el concepto tradicional de objetividad periodística con el apoyo total de sus jefes.

Ramos dijo que sus antecedentes demuestran que no tendría problemas en hacerle preguntas difíciles tanto a Trump como a la demócrata Hillary Clinton.

«Estoy empadronado como independiente», dijo en una entrevista, en la cual habló en inglés. «Nunca soy partidista».

El primero de tres debates planificados entre Trump y Clinton está previsto para el 26 de septiembre. Se espera que la comisión de debates presidenciales anuncie a los moderadores después del feriado del Día del Trabajador, que se celebra en Estados Unidos el próximo lunes.

En una columna regular que escribe para The New York Times Syndicate, Ramos dijo esta semana que «ya es hora» de que un periodista hispano reciba uno de esos puestos.


Sugirió a María Elena Salinas de Univision, José Díaz-Balart de Telemundo, María Hinojosa de NPR y Cecilia Vega o Tom Llamas de la ABC como posibles candidatos para el trabajo, pero no se mencionó a sí mismo. En una entrevista posterior, expresó interés y dijo que su columna en la revista Time no debería descalificarlo.

«Lo que dije es que nosotros, como periodistas, no podemos permanecer neutrales cando un político hace comentarios racistas», expresó. «Eso es todo. Pero en todos nuestros programas reportamos objetivamente sobre todas las cosas que (Trump) dice y hace».