Jeff Bezos fundador y CEO de Amazon confesó que su empresa espacial Blue Origin trabajará con la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), con ella pretende crear un asentamiento en la Luna, dio a conocer Europa Press.

El hombre más rico del mundo asegura que incluso si la compañía espacial no puede lograr asociaciones público-privadas, hará lo que sea necesario para lograr su objetivo.

Según Bezos, la luna es el lugar ideal para descongestionar industrialmente la Tierra y preservarla como hábitat para los humanos, detalló el magnate de padre cubano en la Conferencia Internacional de Desarrollo Espacial en Los Ángeles.

Blue Origin busca reducir el costo de acceso al espacio, al principio con su nave espacial suborbital New Shepard, y más tarde con su cohete New Glenn, de clase orbital.


El multimillonario pretende allanar el camino para que a largo plazo millones de personas trabajen en el espacio, su visión futurista está inspirada en un concepto de Gerard K. O’Neill, un físico de Princeton, y fue propuesto décadas atrás, pero alimentaron el espíritu emprendedor de Bezos.

“Tendremos que dejar este planeta. Vamos a dejarlo, y va a mejorar este planeta. Vamos a ir y venir, y las personas que quieran quedarse, se quedarán”, dijo el visionario en conferencia.

La única manera de garantizar que el planeta Tierra pueda hacer frente a la creciente demanda de energía y al estrés que la población en crecimiento supondrá, según Bezos es mover la industria pesada a puestos espaciales impulsados por la energía solar.

“La Tierra no es un muy buen lugar para la industria pesada. Es conveniente para nosotros en este momento, pero en un futuro no muy lejano, estoy hablando de décadas, quizás 100 años, comenzará a ser más fácil hacer muchas de las cosas que hacemos actualmente en la Tierra en el espacio, porque así tendremos mucha energía”, apuntó.

(Con información de Diario de Cuba)