Israel Ramírez «Pablo Beltrán» (Imagen de archivo)

Israel Ramírez, alias «Pablo Beltrán», líder del Ejército de Liberación Nacional (ELN), habló en rueda de prensa ayer, desde La Habana, y tras la reactivación de las órdenes de captura los 10 integrantes de la delegación, dijo que volverán a sus campamentos en Colombia, y no pedirán asilo político al Gobierno cubano, dio a conocer CubaNet.


Según el jefe de la mesa de diálogo del ELN, el asilo » está prohibido» a los miembros de la guerrilla, aseguró que «si se sufre persecución política por las ideas revolucionarias nos vamos a las montañas. Eso es lo mejor».

«Si uno quiere que Colombia cambie no puede salirse del país» razón por la que los integrantes del ELN intentarán «crear las condiciones para retornar a los campamentos», obedeciendo lo que ordena «el reglamento del Comando Central» del Ejército de Liberación Nacional, sostuvo Ramírez.

Estas declaraciones llegan después de que el pasado 18 de enero el presidente colombiano, Iván Duque, anunciara la reactivación de las órdenes de captura de los negociadores que se encuentran en la Isla, a causa del atentado terrorista en la Escuela de Cadetes de Policía General Santander, de Bogotá, cobrara la vida de una veintena de personas, y dejara 68 heridos.

El régimen de La Habana ha descartado que los negociadores de la guerrilla participaran en el atentado y habló de respetar el protocolo establecido para su retorno a Colombia.


El actual presidente de Colombia considera que el acuerdo no tiene validez, dado que se pactó con al anterior gobierno.

Por su apoyo a la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela, y al ELN, EEUU ha anunciado que Cuba, podría volver a la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Un funcionario de alto rango de la administración de Donald Trump comentó la semana pasada a El Nuevo Herald que «lo
que están haciendo los cubanos en Venezuela es insólito e inaceptable. El Gobierno de EEUU «está evaluando opciones para responder a ese comportamiento».

Por su parte, un comunicado de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC por sus siglas en inglés), propone al gobierno de Estados Unidos que reintegre con inmediatez a Cuba a la lista de países que protegen y colaboran con el terrorismo.