Jacqueline Arenal presenta queja que involucra al Club Imágenes, por dañar zona común del edificio en el que vive en La Habana/Imágenes tomadas de redes sociales y Havana City Guide

La actriz cubana Jacqueline Arenal, quien tiene residencia en Colombia, y conserva también la de la Isla, donde tiene una vivienda, se ha unido a los vecinos de Calzada y C, en el capitalino Vedado, para denunciar que el reconocido Club Imágenes, que se ubica a un costado, no ha querido dañar la fachada del centro nocturno, pero ha abierto una ventanita para venta de bebidas de todo tipo, incluido alcohólicas, justo en la entrada del edificio múltiple.


«Hago esta publicación, para denunciar el hecho de que el Club Imágenes situado a un costado de nuestro edificio en la calle Calzada y C en el Vedado, ha decidido (sin ni siquiera una consulta con el Consejo de Vecinos) abrir una ventana para vender licores y otros productos, en una zona común del edificio, donde de hecho el acceso es por la única escalera de entrada del mismo», denunció la artista, junto a un vídeo en que se escucha a los vecinos quejándose por la violación.

Arenal quien se encuentra actualmente en su domicilio en La Habana, explicó además de que el Club destruyó un cantero a la entrada del edificio para acometer su objetivo.

«…Han inhabilitado un cantero de nuestra fachada para uso del público que venga a comprar, violando todas las reglas de respeto y exclusividad del espacio común del edificio y de los vecinos, ignorando además nuestros reclamos previa reunión con el gerente del Club donde le planteamos nuestra inconformidad (quien nos dijo que lo consultaría y jamás dio una respuesta)», lamentó.


Según Jacqueline, los vecinos informaron al administrativo que harían todos los reclamos pertinentes, entre los trámites hay una carta firmada por las personas que allí viven y los funcionarios de Edificios Múltiples y Planificación.

«El Club tiene su entrada por la calle C y nosotros por la calle Calzada, cuando les dijimos que pusieran la venta desde su entrada, alegaron que no podían dañar su fachada, pero al parecer no les importa dañar la nuestra con todos los inconvenientes que esto nos traería a todo nivel y que constituye una violación de los derechos de nuestro edificio», detalló.

«No hemos recibido respuesta alguna de ninguna entidad, así que viendo que el Club está a punto de comenzar dichas ventas, hemos decido esta noche rellenar y sembrar nuestro cantero y hacer esta denuncia por las redes , dejando claro que no vamos a permitirlo», concluyó el comunicado de la actriz publicado ayer sábado.