Una iniciativa de un grupo de argentinos y organizaciones procastristas, como la Union de Residentes Cubanos en Argentina (URCA) y el Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba (MasCuba) rinden tributo en el primer aniversario de la muerte del dictador, Fidel Castro.


De acuerdo a la oficial Prensa Latina, una réplica de la gorra verde olivo que usaba Castro, elaborada en metal y con 30 kilos de peso, fue enviada este domingo al régimen, desde el aeropuerto internacional de Buenos Aires.

La réplica del atuendo tiene 1, 5 metros de largo y 50 centímetros de alto, fue construida en chapa.

Alberto Más, integrante del MasCuba, argumentó que: “La idea es participar con ella durante el tradicional desfile por el Día Internacional del Trabajo, el 1 de mayo, en La Habana, y más adelante realizar una caravana con ella desde La Habana hasta el cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba”.

Una tendencia de los movimientos de izquierda a nivel mundial los ha motivado a rendir homenaje al fallecido dictador; universidades latinoamericanas agasajan a esta controvertida figura de la historia, con títulos honoríficos post mortem; visitas a la tumba del autócrata, y una serie de homenajes que hacen que este personaje nunca abandone las noticias, y que aún después de muerto sigue dando de qué hablar.


Castro murió el 25 de noviembre de 2016, a los 90 años de edad, en Cuba, el régimen ha anunciado una jornada de nueve largos días de homenaje, del 25 de noviembre al 4 de diciembre.

Por otra parte en Nicaragua habrá otra semana para rendir tributo al tirano.

Como la boina del Che Guevara, ahora la gorra de Castro devienen elementos rituales de la ideología del castrocomunismo.

(Con información de Diario de Cuba)