fjared-kushner-11-e1456247825266

Ivanka Trump, hija del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, tiene previsto mudarse junto a su marido, Jared Kushner, y sus tres hijos de Nueva York a Washington cuando su padre llegue a la Casa Blanca en enero.


El matrimonio busca casa en la capital estadounidense, ya que Kushner, hombre de confianza del presidente electo, desempeñará el papel de asesor en la nueva Administración.

Kushner, de hecho, ya acompañó a Trump en la visita que el magnate hizo a la Casa Blanca invitado por el todavía presidente, Barack Obama, y aprovechó la ocasión para conversar con el jefe de Gabinete, Denis McDonough.

El interrogante es el papel de Ivanka, a la que el presidente electo pretende ceder el control de los negocios familiares para gestionarlos con sus hermanos Donald Junior y Eric.

Los tres hermanos, así como Kushner, estuvieron muy implicados en la campaña presidencial de su padre y ahora forman parte del equipo de transición encargado de diseñar el Gobierno entrante, lo que ha sido considerado por muchos como un claro conflicto de intereses.