Saverio Grisell, dueño de Bella Ciao/Imagen tomada de Cubadebate

Aldo Amadori y Saverio Grisell son dos empresarios italianos que llevan viviendo en Cuba casi 20 años, ahora en medio de la pandemia del Covid-19 han querido ofrecerle a los isleños un poco de agradecimiento ¿cómo lo hacen? Ofreciendo comida gratuita, en su restaurante en Buena Vista, Playa, reporta el portal de noticias oficialista Cubadebate.


Al menos 29 personas de la tercera edad, llevan tres días almorzando pizzas margaritas y espaguetis boloñesa del restaurante Bella Ciao.

Según Saverio, «cuando hay un problema social como este, hay que estar unidos. Si estamos unidos, ganamos la batalla. Sin solidaridad no llegamos a ninguna parte», puntualiza.

Bella Ciao ofrece las comidas a domicilio, atendiendo los protocolos de las autoridades sanitarias cubanas, de acuerdo al italiano.

La paladar permanece abierta a su clientela habitual, pero también con comidas para llevar, para prevenir el coronavirus.


«Estamos viviendo un momento difícil. Estamos, como todo el mundo dice, en guerra. El problema es que es un enemigo invisible. No se puede matar. El único modo de matarlo es la disciplina social», explica Aldo, co propietario del negocio.

Aunque los italianos afirman están en una difícil coyuntura económica por las pérdidas, quieren ayudar a mitigar el contagio entre la población de abuelos, enviándole la comida a sus casas, evitando así que salgan a las calles para buscar alimentos.

«Las personas mayores son las más afectadas y corren más riesgo si salen a comprar comida. De esta manera, no tienen que ir a la tienda, disminuye el riesgo para ellos y para todos», añadió.

Vecinas del reparto le hicieron una carta de agradecimiento a Bella Ciao al enterarse de la noticia.