Las irregularidades urbanísticas en La Habana se saldaron con un total de 5.471 multas impuestas por el Gobierno de Cuba, según reportó la Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Los datos ofrecidos por el Instituto de Planificación Física (IPF) muestran que la gran parte de las ilegalidades están relacionadas con la ejecución de remodelaciones exteriores, la construcción de muros y violaciones de espacios públicos.

Estas cifras reflejan un evidente problema en la vivienda y la construcción de la isla, puesto que los materiales son complicados de conseguir ante los bajos salarios.

Además tampoco hay una política nacional que regule la remodelación o conservación de viviendas.


En este sentido las irregularidades también llegaron al sector estatal, donde las autoridades gubernamentales detectaron 4.840 casos.

Según el IPF los ministerios de la Agricultura, Construcción y del Interior, así como los Servicios Comunales, Recursos Hidráulicos y la Empresa Correos de Cuba fueron los que erradicaron mayor cantidad de ilegalidades.