El diario oficialista Juventud Rebelde informó que Savax es el nombre comercial del fármaco, que se encuentra en la segunda fase de pruebas para comprobar su eficacia sobre tumores de ovarios y hepáticos, por parte de Investigadores cubanos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de La Habana.


Por su parte Biocubafarma alista otros siete medicamentos de “alto impacto”, también anunció la prensa estatal cubana.

El director de investigaciones Biomédicas del CIGB, Gerardo Guillén dijo que para llegar a esta etapa se investigó el efecto de la vacuna en un grupo de pacientes en estados avanzados, y “con muy limitadas expectativas de vida”.

“Casi cinco años después, no solo se constató el incremento de la expectativa de vida de estos pacientes, algunos de los cuales” están vivos aún, “sino la reducción total de los tumores en cuatro de ellos”, apuntó el funcionario.

Guillén detalló que pese al éxito en la fase de estudio para la aplicación completa de la vacuna todavía “son muchos los parámetros que deben evaluar” expertos y autoridades en la Isla.


Además del Savax, especialistas cubanos trabajan este 2018 con nuevas fórmulas de Heberprot-P, para tratar úlceras del pie diabético, y elabora un péptico sintético para tratar la isquemia cardiaca; un medicamento para la artritis y para la isquemia cerebral.

(Con información de Diario de Cuba)