Las precipitaciones continuas en el Oriente de Cuba tuvieron una duración de más de 24 horas, el clima en el municipio de Baracoa, en Guantánamo, mejoró el martes, sin embargo las lluvias dejaron interrupción en el servicio eléctrico, viviendas derrumbadas entre otros daños sin cuantificar.


El martes se habían iniciado labores de recuperación, recogió Prensa Latina.

El Centro de Gestión para la Reducción de Riesgo (CGRR) en el territorio, informó a la prensa estatal que los ríos retomaron su cauce, excepto el caudaloso Toa.

Algunas comunidades se mantenían incomunicadas, y aún no había paso hacia el municipio Moa, que pertenece a la provincia de Holguín.

Las intensas lluvias de los últimos días provocaron un acumulado de 182,2 milímetros de agua y rachas de viento de hasta 62 kilómetros por hora e inundaciones costeras moderadas en el territorio, reportaron medios oficiales.


El martes, las autoridades trabajan en la recuperación de los viales afectados, el restablecimiento de la electricidad en la zona, y la limpieza de las áreas contiguas al litoral de Baracoa.

En el litoral, las penetraciones costeras y las olas de hasta tres metros de altura azotaron hogares e instalaciones estatales, arrastrando escombros.

El derrumbe total de dos viviendas en la zona de Naranjal del Toa, se registran por los deslaves, así como daños parciales a otras casas.

Según advirtieron los funcionarios de CGRR, los residentes en Naranjal y otras áreas inundadas que se refugiaron en lugares seguros, retornarán a sus viviendas en la medida que se mantenga la mejoría de las condiciones climáticas.

Tres viviendas sufrieron derrumbes totales en la calzada de Mosquitero, otras perdieron pedazos de techo, y en las instalaciones de la Organización Básica Eléctrica en El Turey, se reportaron caídas de postes y transformadores.

Se registran perjuicios notables en 20 de las casas de cultivo tapado de Cabacú, y en semilleros de la misma zona de los Consejos Populares 30 Aniversario, Sabanilla, Jamal y Paseo de Cuba, en esta última zona, también resultaron dañadas 60 mil posturas de café, de acuerdo a un informe citado por Radio Baracoa.

La torre de Majayara, de las instalaciones de RadioCuba, se quedó sin corriente, y un deslizamiento de tierra en la loma de Los Guineos ocasionó la abertura de grietas en la estación sismológica.

Prensa Latina informó sobre la crecida del Toa, que aún no regresa a su cauce original, y se mantiene constante vigilancia.

(Con información de Diario de Cuba)