Un informe creado por la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) revela que la cifra de políticos en Cuba se ha duplicado.

Según el informe el número de presos políticos en Cuba alcanza los 140 encarcelados, cifra que se ha duplicado en el último año. La cifra de “condenados o procesados por motivos políticos o internados bajo condicionamientos políticos”, ha subido a 140, 54 de ellos miembros de la disidente Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

En el pasado mes de abril se registraron 475 detenciones arbitrarias por motivos políticos, 43 más que en marzo, 11 agresiones físicas, 9 casos de hostigamiento y 2 actos de repudio.

El régimen implementa nuevas tácticas y evita las detenciones políticas, en cambio utiliza la “represión preventiva”, que está “más extendida”, es “más selectiva” y “menos ruidosa”.


Algunas de las formas de represión más utilizadas son “amenazas policiales” y otras “acciones intimidatorias sistemáticas”, como las prohibiciones para viajar dentro de Cuba o al extranjero, los registros domiciliarios, las confiscaciones arbitrarias de materiales, medios de trabajo y dinero, el espionaje y las campañas difamatorias, así como las multas abusivas y desproporcionadas.