Benito Moya investigador del Instituto de Investigaciones de Fruticultura Tropical, alertó con referencia al robo de frutas en las plantaciones, que se ha convertido en un conflicto nacional.

Aseveró el investigador, que más del 50% de los frutos se pierden a nivel de toda la Isla producto de la no aplicación de leyes que limiten la acción de las personas que se dedican a ésta actividad delictiva.

Moya indicó que reviste una gran importancia que otras entidades cooperen al enfrentamiento de ésta tendencia, que perjudica igualmente a los trabajadores del campo y sus familias que se dedican al cultivo de éste fundamental renglón en la alimentación de toda la población.