El Departamento de Trabajo de EEUU, dio a conocer que el índice de desempleo se mantuvo estable en 4.1% este enero, llegando al cuarto mes consecutivo con esa estabilidad, y que en el primer mes de 2018, que acaba de concluir se crearon 200 mil nuevos empleos.


Se ha registrado con este dato la cifra más baja desde hace 18 años, y refuerza la idea de que la economía estadounidense se estabiliza en cuotas de pleno empleo, debido a la creciente demanda en el sector inmobiliario, y según Efe en el repunte de la inversión de capital.

La creación de los 200 mil nuevos puestos de trabajo en enero supone una notable mejora en relación a diciembre, cuando se crearon 148 mil nuevos empleos, de acuerdo a las estadísticas del Departamento de Trabajo.

Por su parte The Associated Press, reportó que los salarios se incrementaron al ritmo más acelerado en ocho años, exhibiéndose como un mercado laboral saludable.

Con esto se sugiera que los empleadores compiten cada vez más por un grupo limitado de empleados, y a causa de los recortes de impuestos republicanos, y el aumento del salario mínimo en 18 estados del país.