La casa de un veterano de la Marina de EEUU en Fort Lauderdale se destruyó el jueves por un incendio que causó un teléfono celular, Ernest Todd y su familia tuvieron que abandonar su vivienda ayer en la mañana, luego de que las llamas que salieran del teléfono móvil se desplazaran por dentro de su hogar.

Todd fue entrevistado por el canal de noticias NBC 6 Miami, y dijo que el teléfono se le había caído, “no sé si es por el impacto. Cuando cae al suelo, es cuando veo que las llamas salen del teléfono”.

El humo atravesó la propiedad, según el propietario, que también alegó que el incendio duró aproximadamente 30 minutos, lo suficiente para dejar la vivienda inhabitable.

La Cruz Roja Americana prometió ayudar a la familia.


(Con información de Diario Las Américas)