Cuba inaugura su tercera Semana de la Moda en La Habana, en el Antiguo Almacén de la madera y el tabaco cubano, actual cervecera, a orillas del puerto de La Habana.

Los diseñadores cubanos echan a volar su imaginación, aun con escasos recursos materiales.

La fiesta de la moda cubana abre con un espíritu utilitario y énfasis en nuestras raíces españolas y africanas.

Alrededor de 400 espectadores se reúnen cada noche en el Antiguo Almacén ubicado en el puerto de La Habana.

Jesús (Nachy) Carmona, un modisto de cincuenta años, y que es uno de los organizadores del evento dijo que “no tenemos por donde nos entre tela, nos entre esto, lo otro y con lo que encontramos hacemos colecciones como las de esta noche”.


La pasarela de la moda cubana se mantendrá abierta hasta el domingo, incluye piezas textiles, cuero, bisutería y ropa para niños, todas elaboradas por diseñadores privados, bajo el auspicio de Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA).

La Unesco es una de las patrocinadoras del evento de la moda, con presupuesto para su divulgación digital y fílmica.

En la muestra participan un total de 71 artesanos, la exhibición contará con 46 desfiles, superando en seis desfiles y participantes a la de 2016.

La moda en Cuba logró desarrollarse de manera moderada en la década de los años 80, con el período especial en los 90 casi desaparece, ahora de manera paulatina retoma cierto auge.

(Con información de El Nuevo Herald)