Las bajas temperaturas en algunas zonas de la Florida provocaron que iguanas terminaran congeladas, temperaturas por debajo de los 5 grados Celsius (40 grados Fahrenheit) terminaron por congelar a los reptiles que son frecuentes en Miami.


Una fotografía en Twitter de una iguana yaciendo boca arriba junto a su piscina termino siendo viran en Twitter, la foto fue publicada por el columnista del diario Palm Beach Post, Frank Cerabino.

Las creaturas nativas de Centroamérica y Sudamérica comienzan a paralizarse cuando las temperaturas están por debajo de los 10 grados Celsius (50 Fahrenheit), explicó Kristen Sommers, quien es la encargada de supervisar el programa de vida silvestre y de peces no nativos para la Comisión de Conservación de Peces y Vida Silvestre de Florida.

Si las temperaturas caen por debajo de esa marca, las iguanas se congelan. “Es demasiado frío para que se puedan mover”, agregó Sommers.

Los especialistas recomiendan a los residente dejarlas solas, que las vena paralizadas no quiere decir que estén muertas, las iguanas se podrían sentir amenazadas y morderlos una vez que se descongelen.