Agentes del FBI dijeron que su búsqueda de un fugitivo se convirtió en una persecución y un tiroteo el jueves por la noche en el condado de Miami-Dade, justo al sur del Aeropuerto Internacional de Miami.

Según el agente especial del FBI Brian Waterman, el fugitivo estaba armado con un rifle e intercambió disparos con oficiales de los departamentos de policía de Miami-Dade y Miami. Ningún oficial resultó herido.

«Estuvo involucrado en una investigación de crímenes de odio», dijo Waterman sobre el sospechoso.

Según Waterman y el detective de la policía de Miami-Dade, Alvaro Zabaleta, el sospechoso murió. Las autoridades todavía no se habían contactado con su familia el viernes por la mañana y hay una investigación conjunta en curso, no se les permitió identificar al sospechoso asesinado.


Docenas de sirenas de la policía estaban activas afuera de la propiedad del Hotel DoubleTree by Hilton cuando los residentes de un edificio vecino escucharon docenas de disparos. Una grabación de video de una mujer desde un balcón indicó que el tiroteo involucró varias armas y duró aproximadamente un minuto.

Agentes del FBI y oficiales de los departamentos de policía de Miami-Dade y Miami se enfocaron en un Jeep blanco en la intersección de la calle 7 del noroeste y la 72 avenida.

Todo comenzó a desarollarse desde tempranas horas el jueves.

Las autoridades locales y estatales estaban buscando a Alexander Carballido, un delincuente convicto de 40 años, que estaba en libertad condicional cuando lo acusaron de utilizar un arma de fuego para cometer un delito.

La víctima de 36 años, quien es abiertamente homosexual, brindó a los detectives y Local 10 News un video de vigilancia que mostraba a su atacante a quien el hombre identificó como Carballido.

La víctima, dijo que manejaba Uber y trabaja como guardia de seguridad, dijo que Carballido probablemente lo vio en la tienda XXX en LeJeune Road, cerca del aeropuerto «porque muchos homosexuales van allí». Dijo que estaba allí el lunes.

La víctima dijo que probablemente Carballido recibió su número de teléfono de un compañero conductor de Uber, y dijo que Carballido simuló ser alguien que estaba buscando emplear a un guardia de seguridad y que necesitaba conocerlo en persona. La víctima le dio su dirección y lo invitó a su casa el miércoles en Allapattah.

La víctima dijo que una vez que estaba dentro de su casa, Carballido lo obligó a quitarse la ropa, le apuntó con un arma y dijo: «Todos los gay deberían estar muertos». La víctima dijo que siguió insultándolo, mientras se vestía, con la pistola lo golpeó en la cabeza y se llevó $ 500 en efectivo y miles en joyas.

Según la víctima, una vez afuera mientras lo amenazaba le enseñaba armas de fuego que tenía en una bolsa en su carro, entre ellas rifles de asalto. La víctima fue a la policía a denunciar lo sucedido.

Los agentes del FBI no confirmaron si la búsqueda de Carballido estaba relacionada con el tiroteo fatal. Pero el hombre que lo identificó como su atacante estaba con policías durante el tiroteo cuando un detective le dijo: «Puedes irte a casa en paz. Se acabó».

Los registros del Departamento de Correcciones de Florida muestran que Carballido fue liberado de la prisión el 1 de julio, después de cumplir condena por secuestro, agresión agravada, robo de auto con arma mortal, huir y eludir a la policía y asalto con agravantes a un oficial de policía.