Cubanos arrestados por ICE. Foto: Abel Pérez, 27, y Pablo Alvarez, 26 /Cortesía Church World Service

Dos ciudadanos cubanos llevan más de un año bajo custodia de ICE a pesar de fallo de una corte federal para su liberación según reportó The New York Times.


Abel Pérez, 27, y Pablo Alvarez, 26, salieron de Cuba y se presentaron en la frontera de Estados Unidos con México en el 2017.

“Vinimos a este gran país huyendo de la opresión y persecución que sufren los cubanos a manos de la dictadura establecida. No creemos que haya sido justo haber estado detenidos durante 16 meses, cuando el único crimen que hemos cometido, si se puede llamar así, es haber llegado a la frontera sur pidiendo asilo”, dijeron ambos en una declaración que publicaron sus abogados.

Ambos son atendidos por abogados de Church World Service en Lancaster.

Tanto Pérez como Álvarez aprobaron lo que se llama la «entrevista de miedo creíble», la primera prueba para reclamar un estatus legal en los Estados Unidos porque un inmigrante teme regresar a su país de origen. Normalmente, eso llevaría a ICE a evaluar si Pérez y Álvarez debían permanecer detenidos o no.


En julio de 2018, el juez del Tribunal de Distrito de los EE. UU., James E. Boasberg, dictaminó que la oficina de ICE de Filadelfia no había realizado las evaluaciones individuales y, en cambio, estaba deteniendo a solicitantes de asilo a tasas casi automáticas, en violación de su propias políticas y les ordenó detener esa práctica.

Después de esa decisión del tribunal federal, una media docena de inmigrantes cubanos que habían estado detenidos en York fueron liberados, según el abogado de inmigración Brennan Gian-Grasso, pero no Álvarez y Pérez. Los funcionarios de ICE luego explicaron que la agencia los había clasificado como «riesgos de fuga». Gian-Grasso dijo que la única diferencia entre los liberados y los detenidos era el tipo de parientes que los patrocinaban: un hermano, en lugar de una tía o un primo.

Álvarez fue atacado por hacer trabajos de construcción para una miembro de Las Damas de Blanco en Cuba, y ha sido encarcelado por el gobierno cubano, según relató el mismo.

Pérez fue piloto en Cuba, pero se negó a volar para los militares.

Durante su detención, Álvarez y Pérez sufrieron reveses en sus casos de asilo. Ambos recibieron denegaciones y han apelado. De haber sido liberados en el momento en que el juez lo ordenó podrían haber tenido opciones con la ley de ajuste cubano dijeron sus abogados.