Buscan a Luis Grateron acusado de homicidio vehicular en Miami- foto centro

Los fiscales de Miami Dade a cargo del caso en el que murieron tres amigos en un accidente en el Palmetto Expressway el pasado mes de marzo, han dicho que consideran a Luis Grateron un prófugo de la justicia ahora que confirmaron que huyó del país en Octubre.


Grateron conducía el vehículo en el que viajaban cinco amigos. En la noche del 8 de marzo mientras salían de Wynwood tomaron el Palmetto para regresar a Weston, cuando según el testigo que sobrevivio el accidente además de Grateron, dijo que este conducía a más de 140 mph.

Grateron perdió el control del vehículo provocando el accidente que cobró la vida de sus tres amigos en el asiento trasero: Shelley Rapp, 20, Daniela Hernández, 21 y Diego Ortiz, 21.

“Mi esposa y yo literalmente íbamos a escribir … ‘Te perdonamos. Fue un error. Lo entendemos. Hiciste algo estúpido ‘, pero es perdón porque él iba a pagar el precio ”, dijo Steve Rapp el padre de Shelley. «En el momento en que no asumió la responsabilidad y reconoció lo que le hizo a mi hija, a Daniella y a Diego, solo hubo enojo».

La orden de arresto confirma que los fiscales tenían evidencia de ADN y estaban armando un caso contra Grateron desde el accidente del 8 de marzo.


Los fiscales tienen pruebas de que viajaba a 147 millas por hora antes del accidente. El pasajero sobreviviente dijo que los amigos le rogaban a Grateron que redujera la velocidad y que él «levantó el dedo medio» hacia un policía de la Patrulla de Carreteras de Florida mientras pasaba a toda velocidad por su lado.

Grateron abandonó los EEUU en octubre tomando un vuelo directo a Suiza. Desde ahí la autoridades han dicho que creen continuó su camino hasta Croacia, y el padre de Shelley cree que podría estar escondiéndose en España donde tiene familia. El espera que la foto policial se difunda en las redes sociales a nivel internacional y motive a alguien a convertirlo en autoridades.

El fatal accidente no fue el primer caso relacionado con DUI para Grateron. Fue arrestado por cargos de THC y exceso de velocidad un año antes en el condado de Broward, y estaba participando en un programa judicial de drogas en el momento del accidente.