Yunier García y Centro de detención de ICE

Hoy se decide la suerte de Yunier García Duarte, el joven cubano que llegó a Miami escondido en el compartimento de equipaje de un avión procedente de la Habana el pasado 16 de agosto.


García y su familia esperan ansiosos la audiencia programada para hoy a las 8 de la manana. Sus abogados solicitarán de manera oficial el asilo político para el joven migrante, y esperan que el juez fije fianza que le permita salir en libertad lo antes posible.

De no fijar una fianza García podría ser puesto en lista de deportación para regresar a la Isla, a donde el joven teme regresar por su vida.

El pasado mes de agosto García hizo su entrevista de miedo creíble mientras recluido en el centro migratorio de Krome en el suroeste del condado Miami Dade.

De ser puesto en libertad, una prima de García dijo a Telemundo que él tenía la intención de irse a vivir a Georgia desde donde continuaría su caso migratorio, el cual podría tardar años.


«Si me deportan me torturan. Les pido encarecidamente que valoren mi caso… vine aquí porque es un país de derechos humanos», dijo García Duarte en exclusiva a Telemundo 51 en una breve llamada telefónica desde el Centro de Detención Krome.

«Para mí fueron 25 horas, no fue un vuelo de una hora, apenas pude respirar. Todo estaba oscuro, pero el que no se arriesga no gana», agregó entonces durante la entrevista.