El hotel, La Unión en Cienfuegos, ha comenzado a cobrar 2 CUC a los cubanos para poder entrar a las instalaciones provocando la indignación de los residentes según dio a conocer la pagina 5 de septiembre.


Según el Capítulo VI, artículo 43, de la constitución de Cuba dice:

ARTÍCULO 43. El Estado consagra el derecho conquistado por la Revolución de que los ciudadanos, sin distinción de raza, color de la piel, sexo, creencias religiosas, origen nacional y cualquier otra lesiva a la dignidad humana:

1. tienen acceso, según méritos y capacidades, a todos los cargos y empleos del Estado, de la Administración Pública y de la producción y prestación de servicios;

2. ascienden a todas las jerarquías de las fuerzas armadas revolucionarias y de la seguridad y orden interior, según méritos y capacidades;


3. perciben salario igual por trabajo igual;

4. disfrutan de la enseñanza en todas las instituciones docentes del país, desde la escuela primaria hasta las universidades, que son las mismas para todos;

5. reciben asistencia en todas las instituciones de salud;

6. se domicilian en cualquier sector, zona o barrio de las ciudades y se alojan en cualquier hotel;

7. son atendidos en todos los restaurantes y demás establecimientos de servicio público;

8. usan, sin separaciones, los transportes marítimos, ferroviarios, aéreos y automotores;

9. disfrutan de los mismos balnearios, playas, parques, círculos sociales y demás centros de cultura, deportes, recreación y descanso.

El articulo antes mencionado ha sido violado no ahora si no desde su puesta en práctica, los cubanos nunca han tenido derechos dentro de Cuba.

Los directivos del hotel justificaron su decisión en el elevado número de cubanos que asistía para conectarse a las redes de WiFi donde según sus propias palabras «Se estaba convirtiendo en una terminal de ómnibus»