Funcionarios de la corte de Miami-Dade tuvieron una situación con un acusado que arrojó heces fecales al juez durante su juicio penal.


Dorleans Philidor, de 33 años, acusado de robo, estaba sentado en una silla de ruedas junto al juez de circuito de Miami-Dade, Lisa Walsh, cuando los funcionarios dicen que trató de arrojarle sus excrementos, que no llegaron a alcanzar a la juez.

Durante su presencia en corte este viernes no habían miembros del jurado presentes.

El Miami Herald informa que Philidor gritó «¡Es proteína! ¡Es bueno para ti!» durante el incidente.

Los testigos dijeron que docenas de agentes correccionales respondieron y el juicio se tuvo que trasladar a otra sala en lo que limpiaban la sala.


La portavoz de la Corte de Circuito de Miami Dade, Eunice Sigler, dijo que Philidor también se defecó en una celda de detención el jueves.

Los jurados posteriormente lo absolvieron del cargo de robo. El periódico dice que aún enfrenta otro juicio en un caso de auto de robo a gran escala.

No está claro si enfrentará algún cargo relacionado con el excremento.