Luis Hernández-González, de 46 años, quien había sido arrestado con 22 millones de dólares del narcotráfico escondidos en las paredes de su casa en Miami Lakes, llegó a un acuerdo con la fiscalía para mantener parte de su dinero.

Hernández mantendrá $4 millones, su casa y su tienda de jardinería como parte del acuerdo con la fiscalía, el acusado se declaró culpable en un tribunal federal de lavado de dinero y de la estructuración de depósitos bancarios para evitar reportarlo al gobierno.

Hernández González enfrenta hasta 30 años de prisión.