Un empresario mexicano y dueño de una taquería en Gainesville sufrió discriminación por hablar español, en un centro de votación del condado de Hall en Georgia.


El incidente ocurrió el pasado miércoles 17 de octubre en el Hall County Government Center durante una de las jornadas de votación temprana en el estado, reveló la víctima del suceso Gabriel Velázquez.

«Acompañé a una de mis amistades a votar para luego salir a almorzar. Durante el momento que hicimos la fila, entre ella y yo estábamos hablando español y se nos arrimó el señor que estaba al frente de nosotros. Nos dice que no sabía nada en inglés y que no sabía que estaba en la boleta de aquí del condado de Hall», explicó el mexicano.

Velázquez le informó que él tenía el derecho de contar con alguien que le tradujera la boleta en el centro de votación.

«Él dijo que sí y al momento una amiga nos entregó una boleta vacía para que él pudiera ver quiénes estaban en la papeleta este año. Yo empecé a traducirle todo. Él me pidió si podía traducirle desde el principio. Yo fui desde arriba. En la primera línea le dije que esos eran los candidatos a la gobernación. En ningún momento le mencioné nada de partidos ni cómo voté yo personalmente o mis puntos de vista. Simplemente le estuve traduciendo», detalló el empresario mexicano-estadounidense.


Sin embargo, fue increpado por una norteamericana que lo acusó de influenciar el voto, «gritó que yo estaba diciéndole por quién votar. Yo le dije a la señora que en ningún momento le estuve diciendo por quién votar, yo simplemente le estuve traduciendo. Le pedí que se diera la vuelta y nos dejara en paz», concluyó.