Hispanas denuncian presunto caso de discriminación en una escuela primaria de Florida (Imagen captura de pantalla, Telemundo 51)

Una familia hispana denunció a Telemundo 51, que el personal de una escuela primaria en Naples, Florida, le hizo preguntas sobre su estatus migratorio para matricular a su hija.


Flor Herrera llegó a casa de su hermana en el Estado del Sol, procedente de Guatemala hace solo siete meses, la familia se mudó a una casa nueva, por lo que acudieron al distrito escolar de Collier para transferir a la pequeña de escuela.

Según los migrantes, la escuela le puso trabas para inscribir a la niña por su condición de hispana.

«Los bills (cuentas) están a nombre de nosotros, porque la casa está a nombre de nosotros, mi licencia, todo está en la dirección correcta, pero ella no tiene ningún bill a nombre de ella porque vive con nosotros», aclaró Glendy Gómez, la tía de la perjudicada.

«Nos dijeron que no podían inscribir a la niña, porque el distrito tenía unas reglas y ellos tenían otras reglas en la escuela diferentes a las que el distrito decía», añadió.


Gómez aseguró obtuvieron todos los documentos que exigía el distrito escolar.

La madre de la niña dice haberse sentido incapacitada también por no saber inglés.

«Al no saber cómo comunicarme y en un momento pensé bueno tal vez yo no voy a poder inscribir a mi hija aquí», comentó Herrera.

La guatemalteca revela en la escuela le preguntaron si recibía ayuda del Gobierno, y si eran ilegales.

«Le respondí: bueno yo soy residente legal, mi hermana está en proceso con sus papeles. Me dijo: necesito esos papeles. Le dije que en esos papeles no estaba la dirección de la casa donde vivimos ahora. E insistió en que necesitaba que llevara esos papeles para poder inscribir a la niña. Y yo prácticamente me puse a llorar, en ninguna escuela hacen esa pregunta»; confesó Gómez.

Ellas contactaron con el distrito escolar para denunciar el trato de la escuela, y entonces fue que pudieron inscribir a la menor. Aunque las autoridades les aclararon el personal de la escuela realizaba su trabajo y tenía que chequear una lista de documentos.

Por su parte, Chad Oliver, encargado de comunicación de las escuelas públicas del condado Collier dijo que la niña no fue discriminada por ser hispana.

«Recibió un trato adecuado y tiene la oportunidad de estudiar en una escuela primeria fantástica del condado Collier y estamos encantados de darle la bienvenida a esta familia y a cualquier familia que se transfiera de una parte del condado a otro», explicó.

El funcionario reiteró que la política del condado prohíbe cualquier caso de discriminación, y dejó saber que no habrá represalias contra la familia por hacer la denuncia.