El hermano de Esteban Ruiz Santiago, de 26 años, aseguro que el FBI fallo en evaluar a su hermano y por dejarlo mantener el arma sabiendo que tenía problemas.

«El FBI fallo ahí», declaró Bryan Santiago a The Associated Press. «Aquí no estamos hablando de alguien que vino del anonimato para hacer algo así».

En el día de ayer se supo que Esteban Ruiz Santiago había ido a una oficina del FBI para hablar con los agentes federales y dejarles saber que se sentía obligado a ver videos del Estado Islámico, los agentes no vieron una amenaza en él y lo refirieron a la policía para que le hicera una evaluación psicológica.

Esteban afirmó a los agentes del FBI en Alaska que el gobierno lo obligaba a ver vídeos del grupo Estado Islámico.


Las autoridades dijeron que Esteban Ruiz Santiago nunca fue declarado por un juez con problemas mentales y por eso se le permitía tener su arma que estaba registrada.