La familia de los tres hermanos cubanos asesinados en West Palm Beach el pasado miércoles está destrozada y pide se haga justicia ante el crimen cometido.


Yuniel Martínez-De La Cotera, de 41 años, fue arrestado como responsable de haber asesinado a su ex novia, Yasnai Moliner Yera, de 40 años, y a los hermanos gemelos de ella, identificados como Yasmar Alfaro-Yera, de 25, y Yusnier Alfaro-Yera, de 25.

De acuerdo al reporte de arresto Martínez fue quien llamó a la policía y dijo que les había disparado porque «lo estaban torturando».

Las autoridades dijeron que Martínez llamó al 911 en la noche de ese miércoles identificándose como «Neil» para alertar que le había disparado a tres personas en «defensa propia» porque lo «torturaban» a él y a su hijo con dinero y lo sacaron de la casa.

La mujer fue encontrada boca abajo en la calle con una herida de bala en la cabeza, uno de sus hermanos estaba muerto en la puerta, y el otro dentro de la bañera, ambos con aparentes heridas de bala.


El niño de 3 años que es hijo de la pareja ha quedado huérfano de madre y con Martínez en prisión se encuentra bajo custodia temporal del gobierno.

Miembros de la familia hablaron con Telemundo Noticias. Su hermana Marlene Alfaro dijo que los hermanos solo llevaban 8 meses en el país, luego de una larga travesía por Centro América.

La familia añadió que la pareja se encontraba separada desde hace un tiempo y que Moliner Yera era víctima de abuso doméstico. Ella estaba en proceso de que se le aprobara una orden de alejamiento que había pedido a las autoridades cuando sucedió todo.

Los servicios fúnebres se harán en Miami en la Funeraria National en el noroeste de Miami este domingo, dijo Telemundo.

La familia quisiera darles sepultura en Cuba, y para ayudar con los gastos del trámite han creado una cuenta en el sitio Gofundme bajo el título «Triple homicidio de la familia Alfaro Yera».

Martínez por su parte se encuentra detenido sin derecho a fianza acusado de tres cargos de homicidio.