La familia de Juan Ricardo Hernández, el hombre que muriera a causa del golpe propinado por el actor mexicano Pablo Lyle, se encuentra destrozada y está pidiendo se haga justicia.

Su hijo en lágrimas dio recientes declaraciones a Univision.


“Mi papá era una buena persona. Buen padre, buen hijo. Mi papá no se merecía esto”, dijo a Univisión el hijo, Juan Ricardo Hernández. “Mi abuelo en Cuba casi se está muriendo, está muy mal”.

“Mi papá tenía una operación en la rodilla y no podía casi caminar. Fue muy duro. [Lyle] no tenía por qué haber hecho eso”, aseguró.

Todo sucedió el pasado domingo cuando Lyle viajaba de pasajero en un vehiculo que aparentemente le corto el camino al auto de Hernandez. Hernández se bajó violentamente a tocar en la ventanilla del conductor, y fue entonces que el conductor se baja seguido por Lyle quien le da un puñetazo y lo deja tirado en el suelo antes de largarse.

Hernández fue trasladado inconsciente al hospital con una fractura en la cabeza. Él murió el jueves.


Lyle se entró a las autoridades horas después del altercado, y salió bajo fianza el lunes.

La familia de Hernández piden justicias luego que se hiciera público un video del incidente grabado por una cámara de seguridad de un negocio en el área. En el video se ve a Hernández cuando se acerca al auto de Lyle pero también se ve que se está marchando cuando Lyle se le acerca y lo golpea.

La ahora viuda de Hernández, Mercedes Arce, dijo que solo «Pido que caiga todo el peso de la ley».

Lyle podría enfrentar ahora cargos por homicidio.