Un oficial del cuerpo de bomberos de la ciudad de Hialeah relató la historia de como recuerda el accidente que lo envió volando desde el Palmetto Expressway el pasado 12 de octubre en la noche.


Alain Piñeiro creyó que iba a morir, y de seguro es un milagro que esté vivo luego de haber sufrido un peligroso accidente que culminó con su camioneta saliendo del Palmetto y cayendo sobre el techo en la vía más abajo.

«Recuerdo que me golpeé contra el muro y pensé: ‘Finalmente, voy a parar’, y eso nunca sucedió», dijo Piñeiro a 7 News al recordar como el auto se precipitó a vacío.

Piñeiro iba en camino a reunirse con amigos del trabajo cuando aparentemente otro auto lo golpeó por atrás provocando que perdiera el control del vehículo.

El accidente sucedió a la altura de la salida del Palmetto y la 122 calle del noroeste. La caída fue capturada en un video de vigilancia.


«Cuando estoy en el aire, un millón de cosas pasan por mi cabeza», dijo Piñeiro. “El primero fue, ‘Voy a morir’, el segundo fue, ‘Así es como muero’, y luego, pensé en todos los miembros de mi familia: mi hijo, mi hija, mi esposa, mis padres. Sentí que me estaba cayendo para siempre «, añadió emocionado.

El vehículo del bombero de 34 años aterrizó en su parte superior debajo del Palmetto en West 20th Avenue.

“Me di cuenta como, ‘Wow, estoy vivo’”, dijo Piñeiro.

El se las arregló para salir de la camioneta y cruzar la calle, donde perdió el conocimiento en varias ocasiones.

“Vi el camión, vi la caída, lo alto que era, no lo podía creer”, dijo Piñeiro.

Los bomberos de Hialeah, compañeros de Piñeiro, acudieron a rescatarlo y luego lo trasladaron en avión al Jackson Memorial Hospital. Pinero no necesito cirugías y ese mismo día pudo regresar a casa. Ahora se recupera de una fractura en el cuello y en las costillas.

Está agradecido de haber sobrevivido para regresar a casa con su familia mientras le da crédito a su otra familia por el trabajo.

“El consuelo que me brindaron ese día con solo verlos allí, sabía que iba a estar bien”, dijo.

La Patrulla de Carreteras de Florida está investigando el accidente como un posible choque y fuga. Dijeron que el incidente fue un choque de tres autos, pero uno de los conductores involucrados no se detuvo a hablar con los investigadores y abandonó la escena.