En medio de la alerta continua en Cuba por la amenaza de dengue y zika, los habaneros denuncian la negligencia de las autoridades sanitarias provinciales frente a una fosa séptica abierta que colinda con una escuela primaria y edificios multifamiliares en la ciudad.


Muchos capitalinos están preocupados, ya que afirman conocer varios casos de personas mayores y niños ingresados con dengue que cohabitan en la zona afectada.

(Con información de Martí Noticias)