Howard Fisher y su hija Sandra en el mar (Imagen tomada de Winknews)

Un anciano nonagenario ha vivido en Florida durante décadas y nunca antes se había bañado en el mar


«Sandra, ¿no es irónico? He vivido aquí 20 años y nunca fui al océano … ahora creo que me gustaría pero no puedo», comentó Howard Fisher, a su hija, próximo a cumplir 93 años.

Sandra Fisher estaba decidida a cumplir el sueño de su padre, y así lo hizo. Ella contó su progenitor creció en Nueva York, y se mudó a Fort Lauderdale en 1969.

Fisher llevaba a su familia a la playa, pero nunca se metió al agua a nadar, ambos tienen una foto juntos en el mar, cuando su hija era pequeña, pero la realidad es que el hombre solo se metió al agua hasta los tobillos.

Howard Fisher y su hija Sandra en la playa hace muchos años atrás (Imagen tomada de Winknews)

El anciano sirvió en la Marina durante la Segunda Guerra Mundial y luego trabajó como instalador de tuberías mientras criaba a su familia en el Estado del Sol


Fisher ha tenido una vida larga y feliz, pero estaba arrepentido de nunca haberse dado una buena zambullida en el mar, su hija quería que su cumpleaños 93 fuera especial.

Sandra y su padre fueron a la Isla Anna Maria en el Golfo de México, sin embargo esta vez, no solo se aferraron a la costa, sino que fueron a nadar por primera vez en el océano.

La mujer se metió al agua, ayudando a su padre a flotar a la deriva en las olas, ella publicó fotos en Facebook.

«Amaba el océano. Seguía diciendo: ¡Es tan genial! ¡Mira el cielo, las nubes y el agua! Él dijo: ¡Floto como un corcho!», contó.

Fisher también tuvo un increíble almuerzo de cumpleaños en Rod and Reel, un restaurante cercano a la playa.