El gobierno de Panamá deporto a la cubana Yaima Millares Cuesta, embarazada y con tres hijos, después de que se le negará el asilo político.

Según el portal CiberCuba las autoridades separaron a sus hijos de ella y los enviaron solos a Cuba y a ella la subieron por la fuerza en un avión con destino a Cuba.

Yaima y sus hijos fueron reunidos una vez en Cuba y enviados a su provincia Cienfuegos.

El caso de esta cubana que pertenece a un grupo opositor en Cuba fue conocido después de que un vídeo de ella implorando a las autoridades de Trinidad y Tobago que no la enviaran de regreso a Cuba.


Fue enviada a Panamá donde su aplicación de asilo político fue negada en menos de 24 horas.