Hidroxicloroquina. Foto: berkanafarma.com

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) dijo el lunes que está finalizando su autorización de uso de emergencia de cloroquina e hidroxicloroquina, los medicamentos contra la malaria respaldados por el presidente Donald Trump para combatir Covid-19.

La agencia determinó que era poco probable que el medicamento fuera efectivo en el tratamiento de COVID-19 como estaba autorizado en Estados Unidos.


«Además, a la luz de los eventos adversos cardíacos graves en curso y otros efectos secundarios graves, los beneficios conocidos y potenciales de CQ y HCQ ya no superan los riesgos conocidos y potenciales para el uso autorizado», escribió la FDA en su notificación el lunes.

La FDA emitió el uso de emergencia de los medicamentos en marzo y permitía a los médicos usar los medicamentos en pacientes hospitalizados con Covid-19 a pesar de que no habían sido aprobados formalmente por la agencia.

Sin embargo, la FDA advirtió a los consumidores un mes después que no tomaran los medicamentos para tratar Covid-19 fuera de un hospital o en un entorno de ensayo clínico formal debido al riesgo de «problemas graves de ritmo cardíaco» en algunos pacientes.

Trump reveló el mes pasado que estaba tomando hidroxicloroquina diariamente para prevenir la infección por el coronavirus. El médico de la Casa Blanca, el Dr. Sean Conley, publicó un memorando que decía que después de discutir la evidencia a favor y en contra de la hidroxicloroquina con Trump, concluyeron que «el beneficio potencial del tratamiento superaba los riesgos asociados».


Un estudio reciente publicado en el New England Journal of Medicine encontró que la hidroxicloroquina no era mejor que un placebo para prevenir la infección del coronavirus.

Aunque la hidroxicloroquina no es un tratamiento comprobado para el coronavirus, algunas personas en todo el mundo lo han estado tomando después de que un puñado de pequeños estudios publicados a principios de año sugirieron que podría ser beneficioso y Trump promovió el medicamento como un posible tratamiento para el virus.