El gobierno de Estados Unidos respondió a las declaraciones del Ministerio de Relaciones Exteriores en Cuba en relación con la embajada y el limite de personal.


«Recordemos a Cuba que están obligados por la Convención de Viena a proteger a nuestros diplomáticos. Es muy grave que 24 de nuestros colegas del gobierno de los EE. UU. Sufrieran ataques de salud, algunos con síntomas graves y continuos.» dijo la vocera del Departamento de Estado.


«El Secretario Tillerson tuvo que proteger a su personal al limitar nuestro trabajo en @USEmbCuba a los servicios de emergencia. Si bien nuestra investigación está en curso, en lugar de encontrar excusas, #Cuba debe centrarse en ayudar a localizar quién o qué es responsable del daño causado a los ciudadanos estadounidenses.» concluyó.