El gobierno cubano ha negado que haya guardado o retenido alimentos durante el curso de la pandemia para poder surtir las tiendas en USD que abrieron en el país a inicios de esta semana.

Ana María Ortega Tamayo, directora general de las Tiendas Caribe, habló al respecto durante la transmisión de la Mesa Redonda el miércoles a la par que clasificaba la arrancada como «positiva».


Tras la apertura el lunes, miles de cubanos se sorprendieron al ver lo bien surtidas que estaban estas tiendas, con productos que hace mucho tiempo no se ven en los mercados cubano. Algunos compartieron sus denuncias en las redes.

«Sobre que hemos guardado mercancías o restado a la red, el pueblo merece saber que muchos de estos productos se han recibido en las últimas 48 horas en los territorios. Se recibieron en la madrugada y en una operación conjunta se llevaron a las provincias con prontitud», explicó Ortega Tamayo.

La funcionaria añadió que la compra de estos productos fue posible «a partir de los ingresos obtenidos desde el pasado 28 de octubre» de las tiendas de electrodomésticos y otros artículos también en Moneda Libremente Convertible.

Por otra parte, algo que sorprendió al cubano de a pie, fue el hecho de la ausencia de límites en las compras en dichas tiendas. Algo que está próximo a cambiar, al menos para algunos productos.


El Gobierno dijo este miércoles que va a regular productos «para llegar a más clientes y que estas compras no se concentren en pocos». En el racionamiento, será incluida la cerveza importada y la pasta dental, entre otros productos que Tamayo no detalló.

«Los contratos que aseguran los suministros de estos productos están firmados y en ejecución. Dadas la demanda creciente y las cantidades insuficientes, hemos tenido que regular determinados productos, aunque no fue el objetivo inicial», insistió.  

Para culminar, la presidenta de Tiendas Caribe aseguró que entre las aspiraciones de la cadena está también «tener productos competitivos de la industria nacional dentro de las ofertas».