El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX) aseguró que tiene el ‘compromiso’ de aclarar lo que pasó en La Habana con los diplomáticos estadounidenses que sufrieron problemas graves de salud en la isla.


El MINREX dijo que tiene la voluntad de «continuar el diálogo respetuoso y una cooperación seria y objetiva con EEUU». El gobierno se quejó de las medidas de Estados Unidos y las afectaciones en los servicios consulares.

«El desmantelamiento de la Oficina Económico-Comercial dejó sin contraparte al empresariado estadounidense interesado en las oportunidades de negocios» en Cuba y que «la suspensión del otorgamiento de visas por el Consulado en La Habana y el traslado de esta función a terceros países, obstaculizó y encareció los trámites de los que desean emigrar o visitar EEUU».

El MINREX dijo que los servicios consulares de su embajada en Wshington también están afectados.